¡Las hojas de mi planta se ponen amarillas y caen! ¡SOS!

No comments

¿Qué hacer?

En una planta sana es normal que de vez en vez una hoja ya envejecida se torne amarilla y caiga, pero hay ocasiones en las que notamos que las hojas de nuestra #hijavegetal se ponen amarillas de manera anormal. Talvez demasiado rápido, o haciendo que la planta pierda hojas no tan viejas, recién salidas, o talvez solo una sección de la hoja le sucede esto. ¿Qué es lo que está pasando?

La razón dependerá en ocasiones de cual planta sea, pero, veamos las 5 razones más comunes.

  • 🍂 Razón 1: Drenaje pobre. Todas las plantas, con excepción de las acuáticas, necesitan de un sustrato que drene el excedente agua. Un exceso de humedad en el sustrato crea el ambiente perfecto para hongos y bacterias perjudiciales para nuestra planta. Si notas que aparte de hojas amarillentas, el suelo está húmedo y talvez con manchas blancas o insectos, intenta salvarla cambiándole el sustrato y corrigiendo el drenaje y la frecuencia de riego. Si por otro lado la planta tiene hojas amarillas pero curvadas, talvez un poco “crunchy” y el sustrato está seco, entonces tu planta se está deshidratando. Riégala más seguido.
  • 🍂 Razón 2: Raíces dañadas. El exceso de humedad causa que las raíces de tu planta se comiencen a podrir (yuck 😷). Saca tu planta de su maceta y revisa sus raíces. Si están blandas, huelen mal, o están negras u oscuras entonces este es el caso. Retírale las raíces dañadas para intentar salvarla, dejándole las raíces sanas (las que se ven blancas). Cambia el sustrato por uno que drene mejor y regula la frecuencia de riego.
  • 🍂 Razón 3: Raíces compactadas. Si ya descartaste que fuera por problemas de drenaje y humedad entonces es posible que tu planta tenga sus raíces compactadas. Si tu planta tiene mucho tiempo, talvez años en la misma maceta, ya casi ni muestra signos de crecimiento y alguna que otra raíz está saliendo por los drenajes, este pudiera ser el caso. Revisa las raíces de tu planta y cámbiala a una maceta unas pulgadas más grandes. Puedes incluso podarle un poco las raíces. Te lo agradecerá luego con brotes de crecimiento nuevo.
  • 🍂 Razón 4: pH muy alto del sustrato. Si las razones anteriores ya las descartaste, entonces puede ser que el sustrato se haya vuelto muy alcalino. Regar las plantas con agua clorada (agua de la llave) suele causar esto a largo plazo. Una manera fácil de corregirlo en casa es añadiendo una cucharada de vinagre blanco por galón al agua que usas para regarla (por un par de días de regado) y agregando un poco de boronas de café al sustrato. Esto es muy poco común a menos que tu planta específicamente necesite suelo ácido, como las gardenias por ejemplo.
  • 🍂 Razón 5: Deficiencia de nutrientes. Las plantas, además de agua y luz, viven de los nutrientes que les aporta la tierra. Las plantas que viven en macetas usarán estos nutrientes a través del tiempo y eventualmente será necesario enriquecer el sustrato con algún fertilizante, humus o abono. En ocasiones las hojas darán síntomas de que les falta algún nutriente en específico.

🌿 ¿Le ha pasado esto a alguna de tus plantas? ¡Cuéntanos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s