El extraño caso de la suculenta incomprendida.

No comments

Entendamos su idioma

Este post es la parte dos de nuestra serie sobre suculentas. Si no has leído nuestra publicación anterior, date una vuelta por aquí antes de seguir en este.

Veamos cómo nos comunican que algo anda mal y cómo corregirlo.

  • 🌵 Cómo dijimos en el post anterior sobre suculentas (si no lo has visto, dale aquí), suelen ser amantes del sol y de ambiente árido. Unas pocas son excepción y te lo dejarán saber cerrándose, secándose demasiado rápido, o con quemaduras en sus hojas (desliza). En ese caso, colócalas donde les dé luz indirecta. En el caso de las amantes del sol, talvez no se te mueran en la sobra, pero no mostraran sus lindas variaciones de color, crecerán más lentamente y se te etiolarán (como se muestra en la imagen de abajo). Colócalas donde reciban al menos 6 horas de sol al día.

Más que por luz, nuestros problemas con ellas suelen ser por el agua💧. El problema es uno de dos extremos: uno, la ahogamos con riego en exceso, no nos aseguramos de que su maceta tenga buenos desagües y/o usamos un sustrato inadecuado; y en el otro lado del ring, al pensar que son plantas de clima árido que no necesitan mucha agua, le damos demasiado poco y mueren de sed. En la imagen siguiente podemos ver cómo te comunican cuál de los dos es.

Te diremos el truco entonces:

  • 🌵 Proporcionale un sustrato adecuado, con mucho material mineral para que drene rápido. Puede ser arena, vermiculita, perlita o piedras pequeñas. Definitivamente n o u s e s t i e r r a n e g r a, ni material arcilloso. Un sustrato que drene al vuelo te da ventajas importantes en días lluviosos o si por accidente las riegas de más. Ponerle una capa de sólo piedras en el fondo de la maceta es definitivamente un plus. Haciendo click aquí  te llevará a nuestra publicación sobre sustratos.
  • 🌵Riégala solo cuando el sustrato esté 100% seco. Puedes usar un palito de madera, o simplemente #meteleundedito. Con el tiempo hasta te darás cuenta de si necesita agua solo por el peso de su maceta. Visita nuestra cuenta de Instagram y mira en el highlight “suculentas”.
  • 🌵La mejor manera de regarlas es con un método de empapar-y-secar. Esto se trata de esperar a que el sustrato esté 100% seco para entonces regar abundantemente (hasta que veas un poquito de agua salir por los drenajes).

Ten pendiente que, si sus hojas o tallos se ven arrugados, o la roseta se cierra, debes regar más seguido. Si se tornan amarillentos, sus hojas blandas o que se caen, la has regado demasiado. Tu suculenta se recuperará más fácil de exceso de sequía que de riego en exceso.

Esto ha sido #matología101, salvando una vida suculenta a la vez. Quédate en sintonía para más terapia familiar con tus hijas vegetales problemáticas 😄 ¿Alguna suculenta te ha dado agua de beber? ¡Cuéntanos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s